Skip to content

PROYECTO

cartelees turismo

Título: Historia del Turismo en España durante el siglo XX: Desarrollo y trayectorias regionales

Referencia: HAR2014-52023-C2-1-P

Investigador principal: Prof. Carlos Larrinaga (Universidad de Granada)

Es un hecho conocido que la consolidación de España como potencia turística se produjo en la segunda mitad del siglo XX, en especial en su segunda mitad, como consecuencia, por un lado, de la aparición de un nuevo paradigma turístico basado en el sol y la playa y, por otro, del fuerte crecimiento económico que experimentó el continente europeo a partir, fundamentalmente, de 1950. Sin embargo, para entonces el fenómeno turístico no era algo completamente nuevo en España. Todo lo contrario, antes de 1900 existía una interesante industria termal, con numerosos centros balnearios repartidos por casi toda su geografía. No podemos hablar de grandes ciudades termales como en los casos de Francia o Alemania, pero sí de numerosos –y en ocasiones refinados- establecimientos termales frecuentados, las más de las veces, por las clases sociales más pudientes del país. Al mismo tiempo, existían algunas poblaciones especializadas en el turismo de ola, como fueron los casos de Santander o San Sebastián en el Cantábrico, y algunos enclaves en el Mediterráneo, como Málaga o Mallorca, ya en el primer tercio del siglo XX.

El proyecto coordinado “Historia del Turismo en España durante el siglo XX: Desarrollo y trayectorias regionales” (HAR2014-52023-C2-1-P) financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, tiene como objetivo principal analizar cómo España, a lo largo del siglo XX, se convirtió en una de los líderes turísticos más importantes del mundo. De ser un país rezagado en el turismo internacional en el primer tercio de esa centuria, España pasó a convertirse en una potencia turística de primer orden en la segunda mitad del siglo XX. Esto fue posible gracias a la aparición de un nuevo paradigma turístico basado en el sol y la playa y al fuerte crecimiento económico de las economías de los países de la Europa occidental a partir de 1950. En ese contexto, España vio la oportunidad de convertirse en un destino turístico muy atractivo para un fenómeno que, lejos de afectar a unas minorías, como en el siglo XIX, implicó a capas cada vez más amplias de la población.  Este proceso de democratización del turismo se debió, en general, a una mayor disponibilidad de renta, a la implantación de las vacaciones pagadas, al disfrute de más tiempo libre, con lo que un mayor número de personas se incorporó a la práctica del turismo, y a la significativa mejora en los medios de transporte, sobre todo, el avión.

Otro de sus objetivos centrales de este proyecto es analizar cómo se gestó su conversión en potencia turística, profundizando en aspectos ya apuntados en el proyecto HAR2011-23214 (“Orígenes y consolidación del Turismo en España”) financiado por el Ministerio Economía durante los años 2012 y 2014 pero incidiendo en el conocimiento de la evolución regional del sector turístico.

El desarrollo turístico español no fue igual en todo el territorio, puesto que siguió distintos derroteros en las diferentes regiones. Si en el tránsito del siglo XIX al XX, las provincias septentrionales tuvieron un mayor protagonismo en el incipiente desarrollo turístico del país, con el predominio del modelo de sol y playa desde la década de 1950 fueron el litoral mediterráneo y las Islas Baleares y Canarias las que lograron un mayor peso. De ahí que en este proyecto se apueste por la importancia de la geografía turística y plantee estudiar los diferentes factores que influyeron en la diversidad regional del turismo en España. Precisamente, el subproyecto, Historia del turismo en Galicia. Orígenes y desarrollo en el siglo XX (Referencia: HAR2014-52023-C2-2-P), centrado en Galicia como región representativa de la España norteña, pretende poner de manifiesto esta diversidad turística. Consecuentemente, esta agenda investigadora, que incorpora la perspectiva regional, justifica la necesidad de un proyecto coordinado, gracias al valor añadido que aporta una investigación como la que aquí se presenta. Investigación, por lo demás, claramente interdisciplinar y que cuenta con la participación de reconocidos investigadores extranjeros.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: