Skip to content

Crónica sobre las Jornadas Internacionales sobre Alemania y España (1945-1986)

septiembre 23, 2015
Por Ana Moreno Garrido

bandera españa-alemaniaLos pasados 10 y 11 de septiembre se han celebrado en el UCM unas jornadas internacionales cuyo objetivo era profundizar en las diferencias y similitudes entre España y la RFA desde el final de la guerra europea y 1986 cuando se produjo la ampliación de la Unión hacia el sur. La cuestión de fondo era si las diferentes tradiciones entre ambos países (democrático uno, dictatorial otro; en la senda del progreso e industrialización, uno pero atrasado y empobrecido, el otro) han sido tan distintos (en el fondo se enfrentaban a retos parecidos)  y cómo han logrado converger en un espacio común como es el de la UE de 2015. Creo que es muy buena noticia que hayan incluido un par de ponencias sobre turismo porque normaliza esta especialidad y la convierte en uno más de los campos que hay que considerar, al mismo nivel que las relaciones internacionales, políticas migratorias, intercambios culturales o cuestiones sociales. Las dos ponencias, además, estaban muy bien planteadas, resultaron complementarias y muy interesantes.

Planificación urbanística del turismo litoral  

moritz ok copiaMoritz Glasser (Kiel) cuando habló de Turismo, espacio y arquitectura en torno a 1970. España y Alemania occidental en perspectiva comparada puso el acento en las dos maneras  que tuvieron ambos países de encarar la cuestión de la planificación urbanística del turismo litoral en los años del turismo de masas. La costa del Báltico es la playa tradicional de las vacaciones veraniegas de las clases medias y populares alemanas desde los años de entreguerras. Allí, en esa década, el aumento del turismo pudo llegar a destruir el paisaje litoral pero, en un determinado momento, el gobierno alemán frenó la especulación desmedida y mantuvo un cierto equilibrio entre turismo y paisaje. A todos nos parecía muy obvio ya que, por un lado, la demanda nunca fue tan intensa como en el Mediterráneo español, ni el turismo le supone tanto a Alemania como para convertirlo en clave en el crecimiento económico nacional pero el autor destacaba, y esa me pareció la gran aportación que, aun reconociendo esas dos obviedades, a nivel local el turismo era muy importante para una región que, como nuestro litoral, estaba perdiendo sus usos tradicionales e incluso población que prefería emigrar a las ciudades. El turismo podía haber sido clave para el Báltico pero los intereses nacionales se impusieron a los locales y, a pesar del interés de los empresarios de la zona, desde el gobierno federal se detuvo la especulación sobre el litoral.

El turismo como forma de diplomacia 

patricia ok  La segunda ponencia, a cargo de Patricia Hertel (Basilea): ¿Destino ambivalente? Las relaciones entre dictaduras y democracias en Europa occidental: el caso del turismo alemán hacia España (1950-1980) insistía en el tema de turismo como forma de diplomacia, una curiosa diplomacia en un tiempo, sobre todo desde los 60, en el que aunque el debate político se hizo cada vez más intenso, se empeñaba en la despolitización más absoluta. La autora analizaba las relaciones turísticas ente ambos países desde dos perspectivas. La primera, la literatura turística, que, deliberadamente, ignoraba la historia contemporánea española insistiendo, una vez más, en el Siglo de Oro o la Edad Media, tendencia que se rompió desde 1968 cuando empezó a aumentar la información política en las guías. La segunda estrategia fue la de los diplomáticos, que se esforzaron por ser prudentes y discretos con la situación española teniendo en cuenta que este era un destino estrella para sus conciudadanos y que la propia Alemania tenía muy reciente un pasado dictatorial. El momento más delicado fue el que se vivió en 1975, cuando una turista alemana fue abatida por la Guardia Civil en el País Vasco. Las autoridades alemanas prefirieron apostar por la confianza para no llegar a un conflicto de mayores consecuencias, lo que demuestra, por un lado, las curiosas relaciones entre política y turismo y, por otro, el papel que éste jugó en una RFA que en esas décadas tuvo una política internacional marcada por los gestos de buena voluntad y simbolismo para integrarse en una Europa que todavía miraba a Alemania con desconfianza. En resumen, sugerentes jornadas de historia comparada entre dos países que, afortunadamente, han reparado en lo turístico como espacio historiográfico digno de interés.

Anuncios

From → Jornadas

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: